DESDE EL 15 DE ENERO AL 3 DE FEBRERO.

Según la tradición, Blas de Sebaste era conocido por su don de curación milagrosa, que aplicaba tanto a personas como a animales. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Este sería el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta el 3 de febrero.

No sabemos exactamente cómo pasamos de la conmemoración de estos hechos a la costumbre de preparar rosquillas durante estos días. Pero estamos seguros de que las nuestras te encantarán.

Como veis en la imagen, tenemos dos tipos de Rosquillas. Las de chocolate, que llevan un baño de cobertura negra y la blanca, que obtiene ese color de un baño de glaseado de azúcar.